Portada revista Primacía 105 - FELIPE VI

 

El Rey Felipe VI, ha presidio la presentación de la mascota de los Juegos del Mediterráneo 2017 y clausurado  el comité ejecutivo de los comités olímpicos europeos.

Tarracus es oficialmente  la mascota de los Juegos Mediterráneos Tarragona 2017. El acto de presentación ha tenido lugar en el Teatre Tarragona, y lo ha presidido el Rey Felipe VI, presidente de honor de Tarragona 2017.

Su Majestad El Rey de España, Felipe VI ha presidido la presentación de la mascota oficial de los Juegos del Mediterráneo 2017, que tuvo lugar  el jueves 19 de Mayo  en la ciudad de Tarragona.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, también ha asistido a la presentación, junto al conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané; la delegada del Gobierno en Catalunya, Llanos de Luna; el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, y el presidente de la Diputación, Josep Poblet, entre otras personalidades.

 

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal; el presidente del European Olympic Committee, Patrick Hickey, y el del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, han representando al mundo del deporte en dicho acto oficial.

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, ha señalado “la apuesta decidida por los Juegos, la firme decisión de cumplir con los compromisos contraídos anteriormente y la promoción de los valores del deporte“. También ha puesto en valor el hecho de “convertir Tarragona en un punto de encuentro del esfuerzo, la integración y el trabajo en equipo de todas las administraciones. Valores que se identifican con la mascota”.

Por su parte, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Amar Addadi, ha dado la bienvenida a la mascota, Tarracus, porque “estamos convencidos que será un excelente apoyo de comunicación, tanto para la promoción de los Juegos Mediterráneos como por el renombre de esta bella ciudad de Tarragona y todas las ciudades de la provincia asociadas al proyecto”. Addadi ha remarcado el hecho de que más de 10.000 escolares hayan tomado parte en el concurso, la cual cosa “demuestra el punto de encuentro entre los Juegos Mediterráneos, la escuela y el mundo educativo“. El presidente del CIJM ha cerrado su discurso felicitando a los miembros del Comité Organizador y a los miembros del Comité Olímpico Español porque, “aun y las dificultades de la coyuntura actual, continuamos dando apoyo y desplegando infinitos esfuerzos para asegurar la continuidad del proyecto Tarragona 2017”.

Finalmente, el alcalde y presidente de la Fundación Tarragona 2017, Josep Fèlix Ballesteros, ha destacado el Mediterráneo “como una vía de comunicación, de ideas, valores, creencias, costumbres, cultura y tradiciones, la inmensa influencia de la cual perdura aun en nuestros días”. Ballesteros ha puesto en valor el hecho de la mascota nace de un proyecto participativo entre los escolares de las ciudades sede. Y ha concluido el discurso apelando a los niños y niñas, “porque vosotros sois el futuro. Vosotros habéis sido los protagonistas de los Juegos de 2017. Y vosotros debéis ser los que, de aquí a muchos años, cuando ya seáis mayores, podáis explicar a vuestros nietos i bisnietos que en el año 2017 organizasteis los mejores Juegos de la historia. Y que precisamente en Tarragona, ese año, se dio un paso definitivo en la defensa de los grandes valores positivos de la humanidad“.

La mascota se ha dado a conocer a través de un concurso de dibujo donde han participado cerca de 10.000 escolares de Tarragona y donde ha ganado el dibujo del alumno Aleix Girona, de 13 años de edad, perteneciente a la escuela Gabriel Ferrater, en la Selva del Camp (Tarragona).

La presencia del Rey Felipe VI en dicho acto se debe a que el monarca español es el actual presidente de honor del comité organizador de dichos Juegos del Mediterráneo 2017, que se desarrollarán del 30 de junio al 9 de julio del próximo año en la ciudad de Tarragona, al ser la tercera ciudad española en acogerlos después de Barcelona (1955) y Almería (2005).

Esta nueva edición de los juegos, contará con 16 municipios como sede, y tendrán 33 disciplinas deportivas, con cerca de 4.000 deportistas de 25 nacionalidades distintas, mil jueces y representantes internacionales, 3.500 voluntarios y más de 150.000 espectadores previstos.

 

Tras finalizar el acto oficial de la inauguración, el Rey se ha trasladado hasta la localidad de Vila-seca para presidir un almuerzo en el Centro de Convenciones de PortAventura World, que sirvió para clausurar el comité ejecutivo de los comités olímpicos europeos.

Posteriormente, y contando también con la presencia de Felipe  VI y con la del presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco como anfitrión, tuvo lugar una reunión del Comité Ejecutivo de los Comités Olímpicos Europeos (EOC) así como un posterior almuerzo. El presidente del COE ha recibido un galardón de los Comité Olímpicos Europeos en reconocimiento a su contribución al Movimiento Olímpico Europeo y a la magnífica organización de los diferentes eventos que se han celebrado estos días.

De esta forma El Rey Felipe VI clausuraba  en Tarragona el Comité Ejecutivo de los Comités Olímpicos Europeos con un claro mensaje de soporte a los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2017 como puente de paz y diálogo entre los países y regiones bañadas por el Mare Nostrum.

Estos, ha dicho el rey, "hoy están en el punto de mira de modo drástico, enfrentándose a la tragedia de una pérdida inaceptable de vidas y la angustia de la lucha por la supervivencia, la paz, las oportunidades y esperanzas"."Los Juegos Mediterráneos - que asocian deporte, educación y cultura, son la ocasión ideal para alcanzar la cooperación, el desarrollo y la integración en el Mediterráneo".

"Serán una oportunidad para poner de relieve la necesidad de impulsar la paz y el diálogo en una región que, una vez más en la Historia, debe ser punto de encuentro y de solidaridad entre países y personas de todas las culturas”.

Felipe VI ha destacado, además, la capacidad de los Juegos para fortalecer la colaboración entre las Administraciones e instituciones de Cataluña y España: "Se trata de una cita que pondrá de manifiesto el compromiso de nuestro país con la paz y la concordia en una región, el Mediterráneo, que forma parte de nuestra cultura, nuestra historia y nuestra identidad".

"Hoy,  como ha pasado muchas otras veces en la Historia, vuelve a estar en el punto de mira, y de hecho de una forma dramática, afrontando la tragedia de una pérdida inaceptable de tantas vidas, la angustia de la condición humana por la supervivencia, la paz, las oportunidades y esperanzas de un futuro mejor", ha dicho.

"Como europeos, como parte del movimiento olímpico europeo, queremos trabajar hacia una región mediterránea que es el punto de encuentro pacífico y solidario", ha añadido, y ha asegurado que por este motivo los Juegos del Mediterráneo son un evento ideal para fomentar una efectiva cooperación, desarrollo e integración en el Mediterráneo.

 

 

Ha remarcado que es una iniciativa que España apoya "con una fuerte convicción y fe" y que enorgullece a Catalunya y al conjunto de España y que se fortalece con la colaboración de todas las administraciones e instituciones.

"Se trata de una cita que pondrá de manifiesto el compromiso de nuestro país con la paz y la concordia", y ha celebrado que los tarraconenses se sumen a esta iniciativa con entusiasmo.

"Esta tierra, que nos conecta con tanta intensidad a la antigua Hispania romana, de hecho nos abraza a todos con su cálida hospitalidad en un espíritu honesto de paz, hermandad y diálogo" como anfitrión de los Juegos del Mediterráneo del próximo año.

Ha reiterado el compromiso de Tarragona, Catalunya y de toda España con los Juegos del Mediterráneo de 2017, y ha asegurado que serán una oportunidad para poner de relieve "la necesidad de impulsar, a través de la educación y los mejores valores olímpicos, la paz y el diálogo".

En un discurso mayoritariamente en inglés y con dos últimas intervenciones en catalán y castellano, el Rey ha remarcado que la región mediterránea debe ser, "una vez más en la Historia", punto de encuentro y de solidaridad entre pueblos, países y, sobre todo, entre personas de todas las culturas.

Jesús Pérez Marqués

 
   
Share Button