Actualidad

La vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría inaugura la exposición ‘Una mirada a Hipercor,30 años después del atentado’

Lunes, 19 de junio: El Archivo de la Corona de Aragón de Barcelona ha inaugurado una exposición fotográfica sobre los 30 años del atentado de Hipercor, que estará abierta hasta el día 24, en un acto presidido por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Organizada por la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo y la Fundación Centro Memorial de las Víctimas, en la muestra también han colaborado el Ministerio del Interior, el de Educación, la Fundación de Víctimas del Terrorismo y la Agencia Efe, que ha cedido gratuitamente fotografías de su archivo.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y el conseller de Interior, Jordi Jané, también han asistido al acto, así como el presidente de la ACVOT, José Vargas; el director de la Fundación Centro Memorial, Florencio Domínguez, y la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco.

 

La muestra contiene un recorrido visual con fotografías de la Agencia Efe y textos explicativos en castellano, catalán e inglés sobre el atentado en Hipercor, en el que murieron 21 personas, pero también sobre otros perpetrados por los mismos autores en esas fechas, además de un recuerdo para las 54 víctimas mortales de ETA en Cataluña.

Minutos antes, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, había pedido que la UE potencie la Carta de Derechos de las Víctimas del Terrorismo para garantizar por igual los derechos de las víctimas de un atentado, independientemente del país europeo. 

También ha afirmado que en España la Policía Nacional, la Guardia Civil, los Mossos y la Ertzaintza se coordinan “de verdad” y tienen gran “dedicación”, como se demuestra a su juicio en las reuniones semanales de la Mesa de Evaluación de la amenaza terrorista.

 

El atentado indiscriminado de Hipercor, situado en la avenida Meridiana, supuso un giro radical en la forma de actuar de ETA, ya que por primera vez todas sus víctimas -21 fallecidos, cuatro de ellos niños, y 45 heridos-, eran civiles.

Los terroristas pusieron treinta kilos de amonal y cien litros de líquido inflamable en unos bidones escondidos en el maletero de un Ford Sierra robado, que estacionaron en la primera planta del aparcamiento de centro comercial Hipercor.

Redacción primacía