POR FIN GOBIERNO EN ESPAÑA

Por fin gobierno: Mariano Rajoy es investido presidente gracias a la abstención de 68 diputados del PSOE

 

Han sido necesarios 314 días desde las elecciones generales del 20 de diciembre para que, gracias al volantazo socialista, España tenga Gobierno. El bloque político queda atrás, pero no la incertidumbre. Con 137 diputados, el del PP es, con diferencia, el Gobierno con menos apoyo de la Democracia. Gobernará en solitario y deberá pactar cada reforma, consensuar cada ley. Tendrá de su lado a Ciudadanos en al menos 150 medidas ya pactadas, pero eso no será suficiente: deberá ganarse la confianza del PSOE, casi siempre, y del PNV, algunas veces. Cuando menos.

Tras 10 meses de bloqueo político, el Gobierno de España abandona el apellido 'en funciones' y Rajoy encara su tercera legislatura como presidente con 170 votos a favor, 111 en contra y las 68 abstenciones de diputados socialistas.

En esta ocasión, como hace dos días, tampoco ha habido sorpresas y Mariano Rajoy ha obtenido los apoyos y las abstenciones necesarias para ser investido presidente del Gobierno por segunda vez. El líder del PP ha conseguido 170 'síes', 111 ' noes' y 68 abstenciones. En esta segunda y definitiva votación sólo necesitaba más votos a favor que en contra.

Por eso Rajoy ha reinvicado hoy en su discurso que "España necesita algo más que una simple investidura.

 Necesita un gobierno que esté en condiciones de gobernar. No de ser gobernado, sino de gobernar". El presidente no pide "un cheque en blanco". En su lugar, sólo se comprometió a "mejorar lo mejorable", porque "no tiene ningún sentido liquidar todas las reformas".

Rajoy ha aprovechado lo inevitable de su investidura para marcar una clara línea roja, en defensa de algunas de sus reformas más polémicas, como la laboral. El presidente del Gobierno, consciente de que PSOE y Ciudadanos quieren derogar casi todas las medidas conservadoras de la pasada legislatura, ha sacado músculo y les ha advertido de tres cosas: el rumbo lo marcará La Moncloa, sólo se pactará lo posible, y habrá un mínimo común ineludible: los Presupuestos.

"La política de cualquier gobierno sensato no admite más que un rumbo, y ha de marcarlo el Gobierno. Está para eso y se le vota para eso. Va implícito en el gesto de votar, si es que estamos ante un gesto responsable. Todo el mundo es consciente de que no cabe gobernar con varios criterios a la vez, como no es posible gobernar con dos presupuestos simultáneos", resumió Rajoy.Después, ha añadido que "no se puede proclamar que se va a votar para facilitar un gobierno si no se está dispuesto a darle su principal herramienta: los Presupuestos". "El voto de investidura no es un descargo de responsabilidad. No es eso. Debe ser, sobre todo, un compromiso de futuro y un compromiso para todos", advirtió Rajoy, en un tono menos abierto que en sus alocuciones del miércoles y el jueves, cuando se mostró más centrado en los puntos en común con C's y el PSOE que en las que no piensa modificar bajo ningún concepto.

 

A la salida del Hemiciclo, Rajoy ha anunciado que dará a conocer los ministros de su Gobierno el jueves. Éstos jurarán sus cargos el viernes. El presidente se ha mostrado "contento" por la investidura y ha apelado a gobernar para todos.

"Han sido cuatro años muy difíciles. Somos conscientes de que muchos españoles lo han pasado mal, pero muchas cosas se han ido superando. Vamos a intentar buscar acuerdo y entendimiento con todos". Mi compromiso es lisa y llanamente defender el interés general, siendo consciente de las dificultades que está sufriendo la gente. Gobernaré para todos los españoles".

 

Redacción Primacía

 
   

 

 

Share Button