Archivo

Primacía Gráfica. Entrevista a Xavier Cugat

  Entrevista:  Xavier Cugat

 

 Nunca se hace tan difícil escribir como cuando has de hacerlo de alguien que por si solo ya es un libro. Son tantas las vivencias, tantas las anécdotas, tanta la vida de este hombre que creo que sobra cualquier preámbulo, epílogo o introducción para hablar de él. El es historia, una parte de la historia viviente de “esta España nuestra”, como diría nuestra recordada Cecilia, que le tuvo ausente durante años.

Habíamos coincidido en varias ocasiones : en la celebración del 2º aniversario de la discoteca “CHIC” de Sant Cugat, en  el programa “LA LUNA”, etc.. y teníamos pendiente una larga charla que prometió ser de lo más interesante.

Al fin, un día se produjo la cita. Durante dos tardes compartimos unos entrañables momentos en su habitación del Hotel Ritz; la primera vez estaba Carmen, su encantadora secretaria; la segunda, ésta había salido de viaje y Cugat se dedicaba a uno de sus quehaceres preferidos : la pintura.

Había comenzado 10 dibujos por encargo, en cada uno de ellos debía aparecer de alguna forma su imagen. Debía presentarlos en breve, por lo que le pido que siga trabajando mientras conversamos

Pregunta : ¿ Es verdad que acostumbraba a actuar con un smoking preferido porque le daba suerte?

Respuesta : Pues sí, aunque no siempre. Pero comprobaba que cuando no utilizaba ese traje no tenía tanto éxito. Le voy a referir la anécdota de que un músico me lo quemó con un cigarrillo, y quedó un agujero, y al llegar a actuar a Tokio me dijeron que había un lugar donde te hacían en 24 horas el taje que deseases. Entonces se me ocurrió que me podían hacer un smoking igual, y así fue. Me copiaron exactamente el smoking de seda roja. Pero los japoneses son tan perfectos que con un cigarrillo me hicieron también el agujero como el que tenia el que les había dejado de muestra.

P : Pero con Vd. Caminaba el éxito, o ¿Tal vez era algo supersticioso? ¿Tiene algún talismán o amuleto?

R : Bueno , ya hace tiempo que llevo este Cristo de Dalí que él me regaló. También llevo un amuleto que es una flecha regalada por un indio en 1918. Esto siempre va conmigo.

P : A propósito de indios, Vd. ha estado siempre muy vinculado a ellos, no sólo porque una de sus mujeres era india, sino también por ser jefe de la tribu “Coma” de EEUU.

R : En efecto, pero Vd. sabe mucho de mi vida, por lo que veo... Mi segunda esposa era india mejicana y ya hace años me hicieron jefe de la tribu americana de los “Coma

”, en Oklahoma.

R : Aquí muy poco, pero en mi casa de California sí tengo : obras de arte, objetos personales, cosas de gran valor a veces. Aquí tengo las condecoraciones de 7 países. De Cataluña no tengo nada aunque soy catalán. Tengo las máximas condecoraciones de países como Japón, que es el “Aguila azteca”, el “Simon Bolívar”, el “Caballero Isabel la Católica”, condecoraciones que me otorgó S.M. el Rey...

Yo tengo un diario de 1929 que dice “un catalán haciendo patria en América”. Imagínese, antes de que Pujol hubiera nacido yo estaba haciendo patria allí. Sin embargo sé que se

P: ¿ Qué más cosas tiene que le sean entrañables por algún motivo?

 han dado 150 condecoraciones a catalanes ilustres pero ... ¡Que viva España! (Con gracia y tal vez nostalgia Cugat entona estas notas que nos hacen no sólo sonreír)... Mire, hace dos años que he perdido una emisora de radio, que es una de mis aficiones y “Pujolet” me dice “Ha de venir el permiso de Madrid, Cugat” y aquí llegamos. ¿Qué le parece?

Por eso cuando me piden la opinión sobre política siempre digo “Yo no entiendo de eso, soy músico”. Si un caso de política americana, ya que he vivido allí 79 años

P : ¿ Usted conoció mucho a Dalí, verdad? ¿Sabe lo de las firmas en blanco?

R : Le conocí en 1948. Pobre Dalí, yo le quería mucho, pero hizo cosas que no debía. Claro que sé lo de las firmas en blanco. Yo mismo le vi hacerlo, por eso ahora va a haber muchas dificultades para su obra, porque no se sabrá si son auténticas o copias. Él era fácil de copiar. A mí, hoy mismo me han ofrecido un Dalí que está en Suiza pero no puedo arriesgarme por ese motivo.

P : ¿ Y sus negocios de pipas, hostelería, etc...?

R : Yo tengo un negocio de pipas en EEUU, pero me las hacen en Japón, porque en España me dijeron que me servían unas 150 pipas al año y con eso en América no había ni para empezar. Como anécdota curiosa es que yo nunca he fumado pero claro, hay que hacer propaganda. Por eso casi siempre llevo una pipa.

También tengo 8 restaurantes en EEUU y nunca como en ninguno de ellos. Están diseminados por San Diego, Santa Bárbara, Los Angeles, Hollywood, San Francisco...

Aquí en Cataluña se come muy bien en cualquier lugar, la cocina catalana es muy rica.

P : ¿Le gusta salir fuera de Barcelona para comer? Se lo digo porque a veces se le ve por Sant Cugat en el conocido restaurante “El Tast”, donde por cierto suelo haber alguna obra suya.

R : Si, me gusta. Además es un bonito pueblo. Algunas de mis obras sé que se exhiben por allí y me halaga. Ahora hay una exposición en proyecto para el Corte Inglés de Madrid, porque en Barcelona ya la tuve.

P : ¿Tiene alguna mala virtud y algún buen defecto?

R : Quizás no pueda contestarle a eso. Deberá hacerlo quien me conozca. No sé cuál será un buen defecto mío porque de todas formas al ser defecto ya no puede ser bueno, quizás. De mi virtud quizás mi paciencia, mi confianza en la gente, aunque me he llevado tantos desengaños...

(Dalida, su perrita, nos interrumpe juguetona saltando entre los dibujos.) Cugat va cumplir 8 años de estancia en España. Dice que cada día o cada noche se pregunta “¿qué hago yo aquí?”, pero el espejo no le contesta.

Allí dejé grandes amigos. Todos me llaman. Ahora en Hollywood hicieron un homenaje: Cantiflas desde Méjico, Frank Sinatra, Jerry Lewis, Avy Lane, Charo Baeza ; En Canadá Paul Anka; En Inglaterra a Julio Isglesias, etc... y la TVE lo ha comprado y no lo exhibe. Espera que me muera. ¿Qué le parece a Vd., Alberto?

-Pues que va a tener que esperar muchos años para exhibirlo, ¿verdad?

-Hombre, yo creo que se va a pudrir...¡ Esto es España!... Qué cosas raras pasan en mi país.

 

(De vez en cuando se le escapa alguna palabra en inglés o francés y casi por inercia la siguiente pregunta sale de la misma forma. Cugat asegura que el inglés es su idioma principal. El habla, piensa, sueña en inglés...

Tenga en cuenta que a mí me llevaron con 4 años para América y casi por inercia que yo no quería ir. Por eso casi no tengo recuerdos de Gerona, donde nací. Y no quería ir por no dejar a mi perro. A veces me pregunto qué habría sido de mí de no haber ido para allá. Tal vez tendría un negocio de botifarras. A pesar de todo me gusta mucho ir a Gerona. Me gusta ver “La plaça de L’oli”, donde yo nací.

P : ¿Cómo era su familia?

R : Mi madre era de Palafurgell, mi padre de Mora de Ebro y quiso que los cuatro hijos naciesen en Gerona. Para América nos fuimos todos, incluso los abuelos, y allí se han ido quedando. Mis padres están enterrados en Cuba. Ahora sólo vive mi hermano pequeño, con 84 años, le seguimos llamando “el nen”. Es el que se encarga de mis negocios. De los cuatro hermanos ninguno tuvo hijos. Así que cuando yo falte queda sólo Sant Cugat del Vallés.

P: Pero a Vd. le ha salido un hijo hace poco por allá. ¿Puede haber posibilidad de que Vd. sea realmente su padre?

R: Sí, ahora me ha salido un hijo en Miami. Debe ser un loco. Yo no he podido tener hijos porque de las cinco mujeres que he tenido ninguna podía dedicarse a formar un hogar, porque querían ser artistas. Querían triunfar, nada más.

P: ¿En qué circunstancias se volvería a casar?

R: Hombre, si tuviese unos 10 años menos me casaría con una mujer que no quisiese ser artista, que no quisiese cantar, bailar, ni ser modelo; que le gustase la casa. Quizás elegiría una japonesa, que para eso son muy cariñosas.

 P: ¿Qué recuerdo triste le viene primero a la memoria cuando recuerda algo de esta índole?

R: La muerte de mi madre fue algo trágico para mí. Yo estaba actuando con mi orquesta de 48 personas por Oriente y mi hermano no me lo dijo para que yo no abandonase mi tournée y dejase a mis mejicanos. Esto me causó una tremenda impresión ya que yo quería mucho a mi madre y ella a mí sé que me quería un poquito más que a mis otros hermanos.

P: ¿Qué recuerdo tiene el famoso viaje para las tierras americanas?

R: El viaje de Barcelona a La Habana en el Vapor María Cristina duró 48 días, en 1904. En él había: primera de primera, primera, segunda, tercera ordinaria. Nosotros íbamos en tercera ordinaria, sin camarote. A la hora de comer tocaban una campana. Aquello era de lo más rápido para viajar a América. ¡Qué lejanos y cercanos están los recuerdos!

P: ¿Piensa estar mucho tiempo ya por aquí?

R: Sí, yo aquí ya tengo dos residencias: aquí, al Hotel Ritz, y en la clínica, que me tratan también muy bien. Allí hay dos doctores que nada más verme ya saben lo que han de hacer. Siempre lo mismo: el corazón. No ve que mi corazón ha corrido mucho. Todo mi interior ha corrido mucho. Me agradaría que me hiciesen un transplante de órganos internos, menos el cerebro. No quiero que me toquen el cerebro. Dios me libre que me pusieran el de un político. (Siempre pone el toque de humor personal porque asegura que hoy día si no se tiene humor es una desgracia.)

P: ¿Qué deportes ha practicado?

R: No me ha gustado el fútbol mucho, porque allá jugaba al básquetbol y al béisbol. Tal vez cuando vuelva (en la reencarnación) sea futbolista, aunque lo que me gustaría ser en realidad sería dos cosas: o bien el mismo Xavier Cugat, exactamente igual, O bien el perro de Brigitte Bardot, porque nada más que estornudase me llevaría al doctor.

P: ¿Cómo se encuentra aquí?

R: Francamente bien. Tengo amigos. Estoy feliz aquí. Además siempre estoy trabajando porque considerando que nada más tengo 90 años he de estar activo.

P: ¿Y de esa gran fiesta que prepara para el año 2000, que coincidirá con su 100 cumpleaños?

R: Y tanto que lo haré. Ya me han prometido cuatro amigos, grandes estrellas de Hollywood, que vendrán. Por ejemplo Frank Sinatra, si vive el pobre porque ya tiene 74 años y andaba un poco pachucho...

P: ¿ Qué próximos proyectos tiene? He oído que hay alguno literario. ¿Es cierto?

R: Tengo dos libros en proyecto. Uno que titularé “Pasión y vida de mis cinco suegras” y otro de cosas que no he dicho nunca. Este quizás no se podrá leer por niños menores de 18 años. De todas maneras ninguno de ellos se ha comenzado a escribir. Tengo muchos otros quehaceres. Yo no tengo horario para trabajar. Mire que a veces me acuesto a las 3 de la madrugada trabajando. Ahora estos 10 dibujos los estoy terminando en dos días. Lo único que no hago es contestar la correspondencia. Para esto tengo a Carmen, que es muy eficiente.

P: ¿Para qué quiere montar una emisora?

R: El 13 de Agosto de 1914 se hizo la primera emisión de radio y me quedó grabado como algo a conseguir. Ahora me gustaría hacerlo por tener mi propia emisora para dar oportunidad a los jóvenes y por trabajar yo un poquito cada día en ella, contestando al teléfono.

P: ¿Cuál ha sido su mayor debilidad?

R: Creer a las mujeres. Afortunadamente ya no habrá una sexta suegra, ya he tenido bastantes experiencias. Sin embargo la secretaria que tengo aporta la mayor confianza. Ella me dice lo que he de hacer o no; y en cuestión de negocios es un lince. Pero mi debilidad y mi desgracia han sido las mujeres. Tosa la experiencia que he tenido con las mujeres no me ha servido de nada en el momento de la verdad. Ahora me maneja una mujer de Olot, como yo me dejo ser manejado, pero disfruto siendo manejado así, me agrada aunque sea un poco extraño.

P: Pero... ¿No le ha beneficiado tener una mujer guapa como esposa, en algún aspecto?

R: Yo pienso que han sido ellas las que han salido beneficiadas. Ahí está la prueba. Yo no he necesitado de ellas para trabajar y hacerme un nombre. Por otra parte económicamente me han dado “buenos platos”. Yo llegué ha tener muchísimo dinero por los años 40, 50, pero ellas me lo han ido comiendo. Las mujeres no son tontas cuando se trata del provecho propio.

P: ¿Ha tenido algún “percance en el ruedo”?

R: Que yo recuerde ninguno de importante. Recuerdo que en África, en Johannesburgo, me negué a actuar en un local donde no se permitía la entrada a los negros. Al final hubieron de ceder y me vio quien quiso. Para mí no existe diferencia de color, raza o credo, sólo existe es ser humano como persona.

P: ¿Es difícil llegar a este estado que Vd. traspasa a los amigos de placer, tranquilidad, felicidad; de que la vida le ha ido bien?

R: Es cuestión de haber trabajado mucho, de llegar a esta edad y tomárselo todo con calma, que es lo que hago. Por eso hago cosas que me relajan. La música ya es algo pasado. Yo realmente nací para ser pintor, siempre he sentido más la pintura, pero el hecho de que me regalasen un violín cuando tenía 6 años me hizo ser músico, y hasta hoy.- Hasta hoy y esperemos que por muchos años con nosotros para seguir transmitiéndonos mensajes de sonrisas. Adiós Xavier Cugat, hasta otra amigo “Cugui”; le dejo con sus recuerdos pendidos en las paredes: sus cuadros, sus fotografías saludando a presidentes, recibiendo premios, saludando a reyes, estrellas, actuando... viviendo. Cuando se abandona su habitación, uno se siente poca cosa; se da cuenta de lo que le queda por vivir, porque ante un hombre de esta talla uno no pasa de ser un simple aprendiz de la vida.Gracias Cugat, por tu bondad, tu paciencia y tu amistad. AH! Y FELICIDADES Noventa millones de felicidades... Seguro que se cumplirá tu deseo cuando te veas delante de la tarta de cumpleaños, porque tienes energías para apagarlas todas de una vez.

  “ALBERTO”