El periodista Joan-Ignasi Ortuño presenta su segundo libro 'cibernético': "RONDANDO LA MODELO. Diario de un Náufrago de Facebook / Tomo II"

El periodista Joan-Ignasi Ortuño presenta su segundo libro 'cibernético': "RONDANDO LA MODELO. Diario de un Náufrago de Facebook / Tomo II"

El Col·legi de Periodistes de Catalunya acogió la presentación del libro 'Rondando La Modelo / Diario de un Náufrago de Facebook' del periodista Joan-Ignasi Ortuño en un acto en el que autor repartió pedacitos del muro del centro penitenciario barcelonés entre los asistentes.

Se trata de la segunda entrega (la primera se tituló ‘Mientras me ducho / Diario de un Náufrago de Facebook’) de los escritos breves que el autor barcelonés lanza a los mares de las redes sociales a diario, y que recogen, cada uno de ellos, un periodo de 365 jornadas.

Rondando La Modelo / Diario de un Náufrago de Facebook / Tomo II es el compendio de los pequeños escritos que el autor ha lanzado durante un año (lo mismo que el anterior libro, "Mientras me ducho") al 'mar' de Facebook, a diario. Escritos de manera casi automática, generalmente en tono irónico, Ortuño reflexiona sobre lo primero que se le ocurre, y el resultado es un calidoscopio inimaginable de textos de todo tipo que, seguramente, impactarán sobre el lector por su frescura y contundencia, a la par. La búsqueda de una complicidad con el lector  es, probablemente, una de las grandes intenciones de estos minitextos que, primero en las redes sociales y ahora en forma de 'almanaque', ven la luz pública.

 

Según reconocía el propio autor, en el emotivo escrito que ayer mismo redactaba en su Diario de un Náufrago, en el Facebook (el número 872), estos dos años de actividad facebookiana le han hecho descubrir "todo un horizonte de esperanza (que por eso es un horizonte), lleno de tablas con otros náufragos como yo, ofreciéndome sus manos".

Aun así, Ortuño suele ser cáustico, irónico y vivamente mordaz en sus textos y, aunque no pretende ser portavoz de nadie ni de nada, sus escritos suelen reflejar un sentir común. "Suelo hacerme preguntas --explicó durante la presentación en el Col·legi de Periodistes de Catalunya-- y suelo respondérmelas, pero de un modo abierto. Me gusta que se coincida con mis opiniones, claro, pero si se discrepa (con argumentos), muchísimo mejor.

Su diario, que empezó como una diversión al tomar contacto con las redes sociales, se ha convertido en un compromiso diario con sus seguidores de Facebook y para los lectores de sus libros, que ven en estos pequeños escritos de 130 palabras, vivencias, recuerdos, emociones y minicrónicas de la cotidiano, una forma de contacto personal y directo y, a la vez, colectivo. Además de escritor, Ortuño es, también, poeta visual y experimentador de las artes escénicas.

En un tono irónico y mordiente, desenfadado o emotivo, Joan-Ignasi Ortuño va desgranando, escrito tras escrito, sus opiniones, sus reflexiones, sus sentimientos y sus vivencias más personales en unos textos que empezaron como un divertimento de cibernauta y que, poco a poco, se han ido transformando en una responsabilidad literaria.

Redaccion : Camelia-Ana Ionita.Fotos: Jordi Rull. 

 

   
Share Button