Editorial

Editorial Diciembre 2016 - Jesús Pérez Marqués

 Jesús Pérez Marqués

 Presidente cepaec, Director revista Primacía - primaciatv

Editorial Diciembre 2016

Es la hora, ahora es la hora, el momento, quien, quien va a dar el primer paso, solo hay que dar uno, y ser el primero, porque los demás vendrán seguidos.

Punto de salida y de retorno, es el momento de iniciar las bases donde el equilibrio real conjuga con lo que nos ha caído encima, que no es poco ni mucho, no es ni más, ni menos que la propia evolución y el establecimiento de lo ya escrito y proclamado.

Pero si no leemos ni siquiera los que está escrito, ni lo actual, ni lo serio, como entender de momentos y horas si tan apenas nos dejan tiempo de reflexionar el porqué de todo lo que ocurre, el porqué de todas las incertidumbre, de tantas irracionalidades, de tantas sin razones y justificaciones vacías donde solo hay recorrido perdido en distancia de la luz.

Otra vez vuelvo a ponerme trascendental con la que está cayendo… Y si no lo hago me pierdo en banalidades donde la guerra de intereses justifica cualquier acción por muy impropia que sea, por mucho que perjudique a la mayoría, por más que nos afecte a todos.

Si todos los espacios están profanados, donde marcar la línea del respeto, de los hechos, de la verdad… Dios, donde esta Dios, si cada uno lo imparte a su interés y los intereses se esconden en bondades ajenas para esconder la verdadera maldad del yo propio y ajeno que nos incita a no poder ver más allá del día a día, de la razón ajena, del pan que nos venden, de las penalidades que nos obligan padecer, y de los robos continuos a nuestros deseos más profundos en la propia voluntad de ser y hacerlo mejor.

El bien y el mal mezclado en intereses donde todo está bien y todo está mal, todo vale para seguir y seguir es deambular en el propio interés que lo quieren convertir en la propia necesidad de comer. El poder de nuevos mundos, nuevas economías, nuevos conceptos que tan poco han sabido estar a la altura del momento y de la situación, todo lo contrario. Detrás de una imposición no puede venir otra justificándose en distracciones y sometimientos involuntarios.

Materia o espíritu, trascendental, o material, si me alejo del entorno solo veo distancia y a la vez obligaciones que nadie quiere asumir consigo mismo. Dios está dentro de nosotros y le debemos dar cabida para de una vez por todas reconocer nuestra parte espiritual que necesita entenderse con la material para conjugar y consolidar el ciclo del cual queremos huir y del que no podemos escapar.

La fuerza de la materia tiene mucho poder, mucho, pero la fuerza de las energías del espíritu y la redirección de nuestras voluntades propias o ajenas también, casi diría más mucho más. Pero por encima de todo y de todos está El, Todo lo que hemos aprendido desde dentro y desde fuera, con conocimientos infinitos y más… desde los dos lados, solo han servido para estar como estamos y hay que reconocer que escondernos en la verdad y la mentira de otros no nos ha llevado a ningún lado. Que El Dios Materia que conocen y conocemos en su infinita bondad de la cual se ha abusado tanto, tan solo es el reflejo de su imagen en materia…

Quien tenga oídos que oiga” y quienes no los tengan que estén atentos. Es la hora, ahora es la hora, el momento, quien, quien va a dar el primer paso, solo hay que dar uno, y ser el primero, porque los demás vendrán seguidos.

Aun que parezca lejano, ni siquiera vemos la realidad en la cercanía.

Y qué mejor que recordar esta editorial en Navidad donde el deseo de la navidad en el mundo es amor y un nuevo año para desear los mejores deseos y voluntades.

 

FELIZ NAVIDAD

Jesús Pérez Marqués