Editorial

Editorial Octubre 2010

Director General:

Jesús Pérez Marqués

Editorial Octubre 2010


En un momento en el que el circo alimenta a los enanos para seguir escondiendo a los gigantes que se ocultan escondidos en las sombras, mientras lo programado forma parte del espectáculo sin formar parte de los sentidos o la razón y la razón se oculta para seguir sin más problemas por encima de las perturbaciones que nos someten.

 

Seguimos mirando al horizonte cada vez más lejano para la vista y más cercano a nuestro sentir y proceder ya casi esta, la vista, los ojos, el corazón, forman parte de nosotros y nuestros deseos más profundos y a veces desconocidos para nosotros nos guiaran en los pasos siguientes...

 

Mientras he recordado:


Se que esta ahí, que no se ha ido, que una tempestad tras otra a cambiado el paisaje, las formas y hasta los años han dejado sus nuevos rasgos que distantes parecen otros, pero no es verdad no cambia nada, todo sigue en su sitio. Invasores continuos intentan arrebatar la firme identidad que nació pura.

Una conspiración tras otra pretende con olvidos dejar el pasado atrás con todas sus identidades y procesos, pero nada ha cambiado. La evolución transforma pero no cambia, blanco, negro, azul, amarillo. Una oportunidad mas, siempre una nueva oportunidad para el rebaño perdido, una nueva búsqueda para encontrar la verdad.

 Las de antes, las de ahora, las de siempre como una piña unidos, separadas en presiones, recogiendo frutos que otros han sembrado y canalizando formas que aun están por llegar.

 

Prometido el momento, y la hora de la verdad nos dilatamos en fuegos propios y ajenos pretendiendo no quemarnos, pero el humo no nos dejan ver los rayos de luz que han nacido y nacen de nuestro interior.

Lo bueno malo, lo malo, bueno, mañana esta por llegar y temo al cansancio.

 Dioses de barro delimitan el entorno, y un proceso lento pero constante no nos va a apartar del destino. Causa y defecto por encima, por debajo, por adentro, tarde o temprano el momento.

 Encontrare las estrellas en la noche, me olvidaré de las que se han perdido en la oscuridad. Que la brisa acaricie los momentos vividos a tu lado, un suspiro en el aire recordará quien soy, y un beso rozará tus mejillas dejando muy claro que siempre fue amor.

 Se que está ahí, que no se ha ido y que pese a todo siempre lo has tenido presente que he estado a tu lado...

                                                                                    

         Jesús pérez marqués