Entrevistas

Isabel Cruellas - entrevista y obra: Jesús Pérez Marqués

Hemos estado en la inauguración de su nueva obra ESCULTURAS de Isabel Cruellas en la Galería Espacio de Arte en el Km7, Ctra. De Orriols a l´Escala, en Saus Camallera (El Ampurdá.) y hemos aprovechado para entrevistarla y compartir su mundo.

La verdad me ha vuelto a sorprender con su obra, hace varios años tuvimos la ocasión de conocernos personalmente de forma circunstancial y me mostró su obra dentro de la pintura, ahora nos muestra la fortaleza de lo frágil, la fuerza de la voluntad, las ansias del corazón cuando desea tener vivo su propio espíritu doblegando al hierro para darle las formas de su alma.

 Jesús Pérez marqués

 

 

ENTREVISTA a:

ISABEL CRUELLAS

Como te  iniciaste en la pintura:

Siempre me ha gustado desde muy niña tenía una fijación y siempre decía que quería ser pintora, empecé con pequeñas cosas, luego me aficione y pintaba doce o trece horas diarias, rompía mucho y lo pasaba mal pero pintar es un trabajo que da muchas satisfacciones cuando algo te sale bien, cuando notas que has aprendido algo nuevo.

 

 Isabel como nació la idea de pintar de forma profesional: 

Me gustaba mucho ir por los museos y alucinaba viendo sus obras, cuando pintaba yo notaba que no era un hobby, me enfadaba conmigo, me ponía nerviosa, un día llegue al restaurante que trabajaba y durante los cinco meses que cerrábamos yo los dedicaba a pintar y a vender los cuadros a los amigos y clientes.

Más tarde traspase el restaurante monte mi propio estudio y empecé a dedicarme en serio. Soy muy tozuda 

 Te cuesta mucho hacer cada obra:

Soy muy reflexiva pienso mucho cada obra antes de hacerla.

 El Empordá es tu fuente de inspiración:

No mi pintura no es nada realista, ni tampoco naturista aunque por otro lado el Empurdá no es un modelo sino un territorio mítico donde a un artista establece un contacto con el entorno que te identifica con él, cuando llegue me enamore de él y me quede aquí.

 

 Lo del palacio del viento.

Me chifla esa canción, la he tomado para una de mis obras. Habla de un pastor y una sirena, ambos oyen cantar y se enamoran. El pastor baja al encuentro de la sirena, la sirena sube al encuentro del pastor. Y los dos se encuentran en el Empurdá.

 Tú obra como la definirías:

Si te digo la verdad yo soy una persona, de sentimientos, de formas, de momentos, de finirla con palabras me es muy difícil.

 Como has decidido pasar a la escultura, a trabajar con el hierro.

Trabaje en una herrería, y me dejo su esencia con el contacto con el metal, mi obra aparentemente frágil dejaba un espacio vació y algunos conocidos cuando les comente lo que iba hace tan apenas se lo creían, decían que yo no sería capaz y como ya te dije soy una tozuda y me metí de lleno en ello.

Frente a las flores que nace de su jardín interior se refleja una ingravidez, un anhelo de sobrevivir en su mundo. Como has conseguido mantenerla en el metal:

 No sé, como ya te he dicho yo no soy una persona de letras ni palabras, solo sé que deseaba experimentar las sensaciones de mi obra con el hierro y así lo he hecho, no ha sido fácil, y sobre todo me ha costado mucho aprender a soldar en las diferentes formas que componen mi obra.

Te sientes satisfecha de ella:

Si la verdad es que si, en materia y alma, yo vivo de esto y la verdad que esta dando muy buenos resultados la exposición ya casi  se ha vendido la mayoria de las obras.

No te asusta perder las obras que haces:

Si mucho, es como si parte de mi se fuera con ellas, pero yo vivo de esto y de alguna manera tarde o temprano tenemos que abandonar a nuestra familia. Y a la vez aunque ausentes se mantienen los lazos con lo que uno ha creado.

Para terminar que vas hacer después de esta exposición:

Descansar, irme de vacaciones, lo necesito, ha sido una guerra, el hierro, la creación de las obras, y la verdad ha sido un año muy tenso,  lo que voy hacer ahora es descansar y después ya veremos.

Porque los elementos han de interferir a los sentimientos. Por que alejarnos de la creación, del arte, ser o no ser ante el impulso de la vida donde nace lo bohemio, la poesía, la pintura, la escultura el arte. De la pintura, a la escultura, de la poesía al arte del hierro.

Isabel autodidacta por naturaleza, ha creado su propio mundo, su propio espacio. Se ha hecho un hueco importante en el bajo Ampurda y arremete con su obra hacia todos los espacios abiertos donde lo personal, lo poético, lo bohemio tiene un nombre propio: Isabel Cruellas. 

Jesús Pérez Marqués


"ESCULTURAS"

 

ISABEL CRUELLAS 

 

 

 

 

 

 

 

PINTURA

 

Hablar de su obra sin reflejar su pintura seria no darle toda la esencia y vida que la obra de Isabel Cruellas ha creado, por ello sin decir nada más, que las imagenes hablen por si solas de ella y de su mundo.