Portada nº 15 - Antonio Orozco

 


Todo empezó hace 33 años en el patio interior de un bloque modesto de L’Hospitalet, en Barcelona. Allí, los gritos de los abuelos “que los tenía abajo” y de los tíos “que estaban más pa abajo” y de la otra tía “que estaba en frente” y del otro tío “en el piso de al lado” se confundieron con el sonido de sus primeros acordes. Allí las primeras palmas y las primeras guitarras. Allí, la infancia, las Navidades, las semanas santas y toda la vida. Palmas y lágrimas, rimas y primas, canciones, colegas, reuniones, y niñas y niñas.

 

Sigue al final (Biografía)

 


 

Antonio Orozco no deja de representar en cuerpo y alma la viva voz de un samuray: un guerrero a tiempo completo que desgarra con sus letras los rincones de su alma.

Estuvimos con Antonio Orozco en la entrega de los Premios Pentagrama y como ya comentemos sobre ellos cuando cubrimos el evento teníamos reservadas las entrevistas y aquí tenéis parte de la que le hicimos, estas son algunas de sus declaraciones.

 

Antonio contento de recibir los premios pentagrama.

Si muy contento, después de doscientos conciertos con Cadizfornia estar aquí con Justo nos alegra, recogemos el premio y mañana volvemos otra vez de gira.


Tienen la culpa las televisiones del momento actual de la música:

Yo no se hasta que punto tienen la culpa las propias televisiones en si. Creo que es más un problema cultural y de quemazón de producto y formato. Tengo la sensación de que se ha abusado demasiado de la música maltrecha, entre otras cosas, se ha dedicado demasiado tiempo ha especular con el espíritu y con el buen filin de algunas personas.

 

Porque los chavales lo mas lógico es que se cojan a un clavo ardiendo ya que sus posibilidades son muy pocas. Yo no se si es tan lógico que se especule a según que cierto nivel, en cuanto al futuro o la manera y formulas de trabajo de un chico que lo que hay que enseñarle es ha trabajar y andar por el mundo y no a decir y hacer jilipolleces durante todo el día.


Crees que se ha abusado en demasía del producto:

Es una formula que se perpecho demasiado y se termino quemando, lógicamente hoy día parece que son musicales con pocas audiencias y es normal que las propias televisiones vayan echándolos para atrás.

Pero creo que han sido muchos años de Operaciones triunfo de formatos X y de no se cuantos de talentos de tu si que vales… Se abuso tanto de la música que en algún momento las televisiones lo tenían que notar.

Creo que estamos en un periodo de limpieza en general y por ese motivo llegara un momento que volverá la normalidad.

Hechas la culpa a las televisiones:

Con esto no quiero hacer una critica ni a los diferentes canales ni programas si no al sistema que se ha quemado demasiado en las formulas.

Esto no quiere decir que los programas sean malos o sean buenos porque todo esta controlado por la audiencia con un márquetin que lo quema todo.

Crees que esto cambiara:

La industria del disco lo esta sufriendo por ser el único escaparate que hay, a partir de ahora esta internet pero todavía no esta a la altura de competir ya que no llega al cuarenta por ciento de españoles que se conectan a internet y navegan en serio por la red.

Por suerte o desgracia para bien o para mal todo el mundo ve la televisión y la realidad es esa, que sigue siendo un poder muy fuerte.

 


Pones el alma como yo mismo he dicho en tus canciones:

Si cuando escribo una canción pongo la vida porque hoy en día y volviendo a lo de antes como hay tanta, tantísima información lo que pretendo es decir verdades. Hoy en día soy un buen comunicador con el público, el público es quien debe de decir lo que quiere de verdad.

Vives para la música:

Creo que el trabajo que tenemos y desempeñamos cada año ha sido porque nos lo hemos ganado por el sacrificio y la dedicación durante muchos años y eso es igual a cualquier otra persona o profesión ni más ni menos un trabajo serio, duro y continuado y hoy en día estamos en un nivel de trabajo muy elevado y eso queremos mantenerlo durante algunos años por que es lo que a mi me mantiene vivo.


Que le pides a la vida para ser feliz:

Soy un hombre que tienen todo lo que necesita tener para ser feliz, no deseo más de lo que tengo ni por supuesto tampoco quiero menos de lo que tengo.

 

Jesús Pérez Marqués

 

 

 

Reportage Gráfico JUAN VENEGAS NARANJO

Tras más de 90 conciertos el pasado año, 'Cadizfornia Tour' sigue generando una gran expectación y demanda. Lo que en un un principio iban a ser 25 únicas fechas en las principales ciudades del país, finalmente se ha convertido en una gira de más de 50 conciertos a la que todavía se siguen sumando nuevas fechas.

Antonio Orozko ha decidido estar presente en todos los lugares donde le reclaman y así mostrar su gratitud de la mejor manera que sabe hacerlo, dejándose la piel en cada escenario con un directo arrollador.

Orozco ha vendido más de un millón y medio de discos en su carrera, destacando el Disco de Platino conseguido con 'Cadizfornia' a tan sólo 20 días de su salida a la venta, y que a día de hoy va camino del segundo Disco de Platino.

Sus premios y reconocimientos también son de altura. Destaca el Premio Ondas al mejor artista en directo, el Premio Tu Música (Puerto Rico) a la mejor canción por 'Devuélveme la vida' y la nominación a dos Premios Principales como mejor artista y mejor gira por 'Cadizfornia Tour.


Sobre el nuevo álbum que esta trabajando:

Si estamos trabajando en ello pero asta el mes de abril no te puedo decir nada.

Pero nada, nada:

Me encantaría poder hablar pero no deja de ser un disco que va a salir y no me atrevo porque en mi cabeza no hay nada más que una estructura, mucho trabajo y el método.

Lo único que se, es que tengo que trabajar sincronizar todo lo que estamos trabajando y cuando lo tenga claro entonces no tendré inconveniente hacerlo publico.

 Si deseas ver la entrevista   completa


Biografía

Me acuerdo de mi padre, que era un hombre que escuchaba          mucha música flamenca. Todavía guardo vinilos de él. Habichuela, Morente, los Carmona. Y luego de Camarón, Mairena y luego ya grupos más moderno. Como Triana, Medina Azahara.

El cielo de la infancia se mueve deprisa. Antonio fue una niño superdotado y versátil, tan rápido con sus piernas, como desequilibrante con su cintura e imprevisible con sus manos. La aventura de la música empezó con sentido del humor.

Recuerdo mi primer grupo, claro que lo recuerdo. Nos llamábamos Shivari

¿Shivari? ¿Qué significa eso?

Un compañero mío decía: “Bueno en realidá el grupo ze llamaba Cibarita. Pero le quitamos la ta, y se quedó Sivari” –se ríe-. Era un grupo de esos rocieros, para ir tocando por los pueblos, por las peñas y por la feria de abril, ese rollo. Me acuerdo perfectamente de mis compañeros: Toni “el Lenteja”, Carlos Delgado “el Chato”, José María Martínez “el Coleta”, Oscar “el Osquilla” y Antonio Orozco “el Caracol”

¿El Caracol?

Si, porqué cuando me ponía a tocar la guitarra me quedaba con la lengua hacia afuera, así, todo embobao, y se me caía la baba. Y me llamaban el Caracol los hijos de puta” dice cariñosamente.

Se lo pasaban en grande. Fueron aquellos días heroicos, cuándo todavía eran capaces de conjugar las noches de fiesta con las mañanas de partido de fútbol. Jugaban todos en el Can Vidalet. Luego la vida les pasó por encima. Que si uno se fue a la mili, el otro dejó a una embarazada. Y entre bombos, boinas y otros estertores del crepúsculo adolescente…¿Qué le pasaría a Antonio?

Recuerdo que estuve 12 o 14 días en la mili.

¿Lo que tardaste en escaparte?

Qué va, qué va. Yo era de los que querían hacer la mili a toda costa. Y en 48 meses a ser posible(Se parte de risa). Pero me pilló una alergia a los ácaros súper fuerte y un militar decidió que yo estaba incapacitado para hacerla. Yo ya estaba allí en Cartagena. Y tuve que volver. Entonces me acuerdo que vino mi padre con una de sus frases solemnes.
Recuerdo que me dijo: “Antonio, hijo, claramente has nacido con una flor en el culo. Así que coge los papeles y vete otra vez al colegio a ver si acabas la puta FP de una vez”. Y me fui a acabar la FP por las tardes. Por las mañanas me dedicaba a hacer palés de sal, en una fábrica del puerto. 18 mil kilos de sal y yo ronroneando por los túneles de calor de la fábrica”

Le olían las manos a sal. Y las piernas. Y el pelo. Estaría más salao que nunca Gracias a aquel trabajo se compró su primer coche: un Seat Panda de segunda mano.

Recuerdo que pagué mis 18 o 20 letras, Me costó 225 mil pesetas. Y justo cuándo me quedaban dos me robaron el coche y me lo empotraron. Y me quedé con cara de idiota, sin coche y pagando las letras que faltaban

Que te estampen el coche duele como si te estamparan otra cosa, pero lo cierto es que no fue un accidente suficiente como para desposeerle de la flor en el culo. Él quería ser músico. Y después de los primeros escarceos se lo tomó mucho más en serio.

Recuerdo a mi primer maestro. Se llamaba Romero de Badajoz. Me dio a mí ocho o diez clases de flamenco. Y cuándo hube aprendido todas las variantes y todos los acordes, pues tiré de oído. Básicamente porque en mi casa no había dinero para que yo me pusiera a estudiar música, las cosas como son.

El sueño del fútbol le proyectó hasta orillas del Barça. Pero el latido de la música se le salía del pecho. Y se llevó por delante al escudo del club. Así que prefirió dejar de dar patadas para darle más fuerte a la guitarra, a las palmas y a los colegas.

Recuerdo que el Barça coincidió con los primeros conciertos. Y entonces hubo que sacrificar el deporte, y dejar paso a la música y al trabajo. Empecé en una empresa de informática y me pasé cuatro años de mi vida cableando redes. Me iba muy bien, empecé a viajar mucho. Me llamaban ingenieros de Pirelli para montar sistemas únicos de amplificación de fibra óptica. Y luego ya pasé a hacer laboratorios importantes. Cosas muy chulas hasta que monté una empresa de informática.

Entonces su vida conoció el primer barranco profundo: la muerte de su padre

Recuerdo que me quedé muy hueco. En todos los sentidos. Dejé mi empresa y me fui a Mallorca a trabajar a otra. Vieron un gran potencial comercial en mí. Luego vinieron temas de cobros no pagados y me volví de nuevo a la Península para trabajar en una empresa danesa.

Su padre ya no estaba, pero sí sus sabios consejos, sus frases premonitorias, aquel diagnóstico solemne que detectó una flor en su trasero. Vaya si estaban. Antonio se había convertido en un informático que trabajaba para la empresa que mejor ha destilado, ecualizado y proyectado el sonido para equipos de música: Bang&Olufsen, pionera y líder mundial en el sector.

Recuerdo que estaba allí, en Bang&Olufsen un día, cuándo tenía 28 años, y vino un tipo y me preguntó por un tal Antonio Orozco. Le dije que lo tenía delante de él. Me preguntó que si yo era el Antonio que hacía música. Y le dije que sí. Yo no le había mandado nada, le llegó. Era Xavi Pérez. Hoy es el productor de todos mis discos.

Antonio todavía estaría un año y medio más en la empresa, mientras grababa su primer disco. Hasta el día que su productor apareció en la oficina, sus noches todavía seguían iluminadas por conciertos en salas pequeñas. Las reventaba. Sin parar: siempre se comió los escenarios. Llegó un momento que ganaba tanto dinero tocando en bares como en su trabajo. Fue sacar el primer disco y ya no parar. Hoy tiene su propio sello que, además de sus cuatro discos, también avanza con paso firme hacia el descubrimiento de talentos que dan escalofríos de buenos que son.

Nosotros, desde Darlalata, nuestra oficina, estamos moviendo proyectos muy interesantes. Diego Martín acaba de ganar su primer disco de oro. Y esperamos que suceda lo mismo con otro artista muy potente que está con nosostros: Pedro Javier Hermosilla.

La flor en el culo se le ha desplegado sin parar. Justo cuándo sus estrofas se derramaban por vez primera por los surcos de un vinilo, la industria discográfica parecía derrumbarse. Antonio salió a la luz cuándo las voces del Apocalipsis sacudían el mercado. Y desde entonces su cancionero no ha dejado de crecer. Ha conocido a los más grandes y hoy artistas muy importantes están en la agenda de su móvil. Ha desfilado cerca de los precipicios más vertiginosos del éxito. Y si no se ha resabalado, si ha sido capaz de mantener el equilibrio y hasta de ganarse un lugar en la posteridad, ha sido, en parte, gracias a uno que ya no está, y a otra que sí, aunque su extraordinaria nobleza parezca de otro sitio. La que un día le dijo que estaba mucho más guapo trabajando en Bang&Olufsen que haciendo discos. A un sitio iba con corbata y al otro con los tejanos raídos.

Mi madre lleva 33 años limpiando la casa de la misma familia. Y a día de hoy es viuda y no ha consentido dejar de trabajar. La mejor manera de tener los pies en el suelo es que cada día, cuándo me despierto, sé que mi madre se ha levantado a las 7 de la mañana.

Share Button