Portada nº 40 ARTUR MAS

 

 

Año nuevo presidente de la Generalitat nuevo, como dice el refrán año nuevo vida nueva y así ha ocurrido en Cataluña que tras las últimas elecciones ha decidido por mayoría el pueblo catalán que Artur Mas fuera y sea su nuevo presidente.

   

La verdad es que en dos ocasionas la mayoría de votos le podrían haber hecho presidente, pero con el tripartito en contra ha habido que esperar a este 2010 - 2011 para hacer realidad su sueño y en este caso ye este momento para la mayoría de los catalanes y las personas que viven y tienen derecho a voto en Cataluña y asi lo han deseado.

           
Un compromiso bastante importante que ha recaído sobre su persona al encontrarse con las propias contradicciones de un tripartito que ha conseguido bajo su mandato agudizar la crisis mucho más en Cataluña que en el resto de España.

          

 Y donde la mayoría de los votantes lo han castigado con su voto en espera de que Convergencia i Unió con su presidente al frente de un vuelco a una situación grave donde todos o la mayoría espera el máximo del partido y de su presidente.

        

Mas al día siguiente a las elecciones fue a la entrega de los Premios Protagonistas 2010 donde Luis del Olmo con una visión inconfundible le había dotado con el Premio un mes antes de las elecciones por su extraordinario tesón en el difícil campo de la política y por liderar un nacionalismo integrador dialogante y cercano a la realidad de Cataluña.

       

En esta catorceava edición de los Premios Protagonistas que se han celebrado en el Palacio de Congresos de Barcelona con más de 1.700 invitados entre ellos el Vicepresidente del gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba que aprovecho su primera aparición pública tras la victoria de CiU para felicitar a Artur Mas y ofrecerle su "colaboración personal" y la del Gobierno.


        

Por otra parte Artur Mas estuvo arropado en los premios por las personalidades más importantes de su partido entre ellos, Jordi Pujol , Duran Lleida y Xavier Trias, en un acto con infinidad de personalidades, políticos empresarios, famosos y prensa.

          

Y donde pese a todos los premiados y el propio protagonismo de los mismos las connotaciones políticas se mostraron públicamente en esta catorceava edición donde el propio Artur Mas se disculpaba por haber llegado el último y tener que irse el primero y ha pedido a los presentes que entiendan que, "a partir de ahora, hay mucho trabajo por delante".

       

Como hemos dicho unos premios con connotaciones políticas más por el momento que por los premios en si, abiertos siempre a los protagonistas de cada año y dentro de todos los ámbitos pero que en esta ocasión el propio Luis del Olmo formulaba sobre el escenario (que va a suceder ahora en Cataluña y España) el futuro presidente de la Generalitat ha señalado que "Cataluña seguirá ayudando a España como ha hecho siempre, pero también necesita que España le ayude".

       

Igualmente aprovecho el momento en que Jordi Pujol estuvo en el escenario para entregar el Premio Al vicepresidente Rubalcaba de forma inesperada, para preguntarle si "a partir de ahora la relación entre España y Cataluña iba a mejorar".

"No lo sé – respondió Jordi Pujol-. Toda relación depende de dos y yo llevo tiempo sin recibir respuestas del otro lado".


       

Unos premios que este año ha sido protagonista indiscutible de la ceremonia, Artur Mas por ser su primera aparición pública tras celebrar su victoria en un hotel barcelonés.

        

Por otro Lado y dentro de la agenda de trabajo el presidente del comité de gobierno de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, está explorando con el presidente de CiU y presidente de la Generalitat, Artur Mas, fórmulas que le permitan seguir como portavoz de CiU en el Congreso y a la vez jugar un papel en Cataluña, aunque no como conseller del Govern.
Sobre la mesa estaba la posibilidad de que Duran entrase en el futuro ejecutivo de CiU como 'conseller primer', una opción que tratándose del político mejor valorado de Cataluña habría reforzado la imagen del "gobierno de los mejores" que quiere constituir Mas, aunque habría dejado descubierto el flanco de CiU en el Congreso
.

        

Según fuentes conocedoras del contacto entre Mas y Duran, cobra fuerza la idea de que el líder de Unió permanezca en Madrid, con la delicada misión de plantearle al Gobierno español en los próximos tiempos la reivindicación del concierto económico para Cataluña.

        
Cabe también la posibilidad de que, además de liderar el grupo de CiU en el Congreso, a Duran se le asigne otra tarea vinculada directamente a la Generalitat, aunque sin formar parte orgánicamente del Govern, algo que sea compatible con conservar su escaño en la Cámara Baja. Una de las opciones posibles sería presidir la representación catalana de la Comisión Mixta de Traspasos Estado-Generalitat.
        

En cuanto al diseño del organigrama del nuevo gobierno, la pretensión de Mas de reducir el entramado de consellerías a un máximo de doce -ahora hay quince- obligará a agrupar algunos departamentos.
        

Según las fuentes, es muy probable que se cree un macrodepartamento de Promoción Económica, que englobaría Industria, Trabajo, Comercio, Consumo y Turismo, así como una gran consellería de Infraestructuras y Sostenibilidad, que engulliría parte de las competencias de Medio Ambiente, algunas de las cuales serían asumidas por Agricultura.
Otra posibilidad en estudio pasa por fusionar Justicia e Interior, opción vista con cierto recelo desde el mundo judicial, dado que se perdería un departamento dedicado exclusivamente a su ámbito, pero que como hemos dicho está dentro de la agenda de trabajo dentro de este periodo festivo y Navideño donde el nuevo gobierno le ha tocado vivir, disfrutar y trabajar.

           

La propia ciudadanía, los propios Catalanes, emprendedores de por vida no van a escatimar en esfuerzos arropando al nuevo gobierno para que coja las riendas y dirijan su política en el bienestar de sus ciudadanos como lo fue en las anteriores legislaturas al tripartito.

          

Creo firmemente que ese es el deseo de la mayoría y lo que esperamos los catalanes de este nuevo gobierno y de este nuevo año para que nos permita desde aquí ir saliendo lo antes posible de una crisis y una mala gestión que han conseguido desvirtuarnos económicamente y aun peor moralmente para enfrentarnos a esta nueva realidad, que solo con el reconocimiento y el respeto al esfuerzo al trabajo y al sentido común podremos salir.

Jesús Pérez Marqués

 
   
Share Button