Mariano Rajoy y Carles Puigdemont almuerzan y presiden la inauguración del Salón de Automóvil Barcelona 2017.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, almuerzan en la  inauguración del Salón del Automóvil, donde se han saludado con cordialidad protocolaria antes de asistir al almuerzo de inauguración del Salón del Automóvil de Barcelona.

Tras bajar del coche oficial, Rajoy, acompañado del delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, y del director del gabinete de la Presidencia del Gobierno, Jorge Moragas.  ha protagonizado un primer apretón de manos con Puigdemont, antes de continuar saludando al resto de autoridades que lo esperaban: Pisarello, Jané, Baiget, Roca, así como el presidente de Fira de Barcelona, Josep Lluís Bonet, y el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Antonio Cobo.

El apretón de manos se ha producido al filo de las dos y media del mediodía a las puertas del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), donde ha tenido lugar el almuerzo de autoridades, en el que Rajoy y Puigdemont compartieron mesa, uno junto al otro.

Antes del almuerzo, todos los asistentes, incluidos los directivos del sector de la automoción y el resto de autoridades presentes, se han hecho una foto de familia en uno de los vestíbulo del museo.

Ha sido su primer encuentro público después de que trascendiera la reunión que mantuvieron el pasado 11 de enero en Madrid, en la que constataron la lejanía de sus posiciones con respecto al referéndum sobre la independencia de Cataluña que prevé convocar en los próximos meses el gobierno de la Generalitat.

Tras el almuerzo, Mariano Rajoy y Carles Puigdemont se desplazaron hasta el recinto ferial de Montjuïc para clausurar la primera edición del congreso Connected Hub, espacio de presentación y debate de las últimas innovaciones en el campo del automóvil conectado y las nuevas formas de movilidad.

En la clausura del congreso ‘Connected Hub’ en el recinto de Fira de Barcelona en Montjuïc, Rajoy ha reivindicado los conceptos de “conexión y apertura” y ha recordado que “conectarse implica abrirse, suprimir barreras y compartir”.

“El futuro nos exige innovación y conexión, nos impone tener la mente abierta, con espíritu emprendedor, y nos anima a entender que para competir en un mundo global y aumentar el bienestar de nuestros ciudadanos debemos evitar toda tentación de desconexión y aislamiento”, ha dicho Rajoy, antes de apostar por “sumar fuerzas” y avisar de que “sólo estar conectados abre nuevas oportunidades”.

A continuación, protagonizaron un recorrido por las instalaciones del renovado salón Automobile Barcelona.

  

Redacción Primacía

Share Button