Autonomias

Millo destaca que los tiempos de espera en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat están por debajo del estándar europeo

El delegado del Gobierno afirma que todas las plazas de control de documentación ya están cubiertas con 20 verificadores informáticos: también se han incorporado 86 nuevos agentes de Policía Nacional y se ha ampliado a 100 megas la línea de envío de datos

Enric Millo explica que, como consecuencia del primer paquete de medidas del Gobierno, los tiempos de espera en las salidas del aeropuerto ya se sitúan en torno a los 20 minutos, mientras que para las llegadas son 40 minutos

Barcelona, 13 de junio de 2017. El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha defendido hoy que los tiempos de espera en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat están por debajo del estándar europeo como consecuencia del primer paquete de medidas emprendidas por el Gobierno para normalizar la situación tras la entrada en vigor de la nueva normativa en los controles de fronteras de la Unión Europea. En concreto, los tiempos de espera en las salidas de El Prat se sitúan en torno a los 20 minutos, mientras que para las llegadas son 40 minutos, siendo la media europea entre 20 y 30 minutos y entre 30 y 60 minutos respectivamente.

Enric Millo ha realizado hoy una visita de seguimiento e implementación de las medidas anunciadas por parte del Gobierno de España. Según ha puesto de relieve, la prioridad es la seguridad y la eficiencia en el control de las fronteras en un contexto de alerta antiterrorista 4, siendo el nivel 5 el máximo. En el aeropuerto de El Prat, cada día se verifica la documentación de un promedio de 35.000 pasajeros procedentes del espacio no Schengen o ciudadanos que sí pertenecen a él pero se dirigen a países que no lo son, lo que supone un incremento de pasajeros del 22%.

Para hacer frente a ese volumen de tráfico en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, el Gobierno actuó en cuatro líneas. En primer lugar, incrementó el número de verificadores informáticos, con 20 nuevos equipamientos que permiten cubrir de forma operativa todas las plazas de control de las entradas y salidas del aeropuerto. En total, habrá 50 verificadores de pasaportes nuevos, doblando los 46 que hay ahora. Asimismo, en la actualidad operan 24 máquinas ABC (Automated Border Control), que escanean de forma automática el pasaporte electrónico y la huella dactilar.

Además, El Gobierno ha reforzado los recursos humanos, con 86 nuevos agentes de la Policía Nacional ya formados: se prevé que el refuerzo sea de 144 agentes antes del inicio de la temporada de verano. También amplió la capacidad de la línea de envío de datos, a 100 megas. En la actualidad, se trabaja con la compañía proveedora para aumentarlo a 300 megas, lo cual le dará una velocidad incluso superior a la necesidad real que existe en estos momentos, según Millo ha puesto de relieve.