Autonomias

Agbar generó un impacto económico en Cataluña superior a los 1.960 millones de euros en 2015

Agbar generó un impacto económico en Cataluña superior a los 1.960 millones de euros en 2015, con una aportación de 904 millones --equivalente al 0,42%-- al PIB catalán. Con estos datos, desvelados por el presidente de la compañía que cumple 150 años, Ángel Simón, la suministradora del agua de Barcelona ha salido al paso de la polémica generada por los planes de remunicipalización del servicio planteado por el equipo de la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau.

Simón ha precisado que el suministro del agua “no se puede remunicipalizar porque ya es un servicio municipal que depende del Área Metrolitana de Barcelona (AMB). De lo que se habla es de hacer una gestión directa. Al final, lo importante es la eficiencia y dar el mejor servicio al ciudadano”. En este sentido, ha recordado que Agbar es un referente en todo el mundo capaz de hacer frente a dos retos de futuro: la reutilización del agua y el saneamiento.

 

Retos en los que “las administraciones se deben implicar”, pues solo así se podrán afrontar situaciones de emergencia, como es la sequía, que augura, se volverá a producir en un futuro, tal como ocurrió en 2008.

Centrados en la vocación 

social y ciudadana de la compañía, Simón ha asegurado que nunca se ha cortado el suministro a ninguna persona por impago y que, desde 2002, unas 16.400 familias (más de 50.000 personas) se han beneficiado de bonificaciones para pagar el suministro, lo que ha supuesto destinar más de 5,7 millones al Fondo de Solidaridad para garantizar el derecho al agua para las personas en riesgo de exclusión social, Agbar ha creado 10.202 puestos de trabajo y conttibuye con el fisco conunarecaudación de 235 millones.

Simón ha desglosado en la conferencia Agbar, un modelo de gestión de futuro ,referente en el mundo la factura del agua con la finalidad de demostrar que el grueso va a parar a las administraciones, en concreto, un 66% frente al 34% que corresponde a Agbar.

Ese 66% se divide entre AMB (24%), ATLL (14%), Agencia Catalana del Agua (16%), Ayuntamiento de Barcelona (5%) y Agencia Tributaria (7%).

 

Aguas de Barcelona ha estado presente para dar respuesta a la ciudadania en los momentos dificiles de la historia de la ciudad, epidemias, episodios de sequía... invirtiendo en infraestructuras e innovando.

A lo largo de sus 150 años de historia han pasado seis generaciones de trabajadores, unas 100.000 personas que han dedicado su vida laboral a la compañía que roza la excelencia, por esa razón es la única empresa de agua urbana que ha conseguido la certificación ISO 22000, que acredita que el agua suministrada tiene la misma calidad sanitaria que cualquier alimento.

Sònia Figuerola.

Fotos: Gonzalo Mirón.