LAS MANIFESTACIONES DE LOS PERSONAJES TELEVISIVOS POR ANTONIO MOLINA

LAS MANIFESTACIONES DE LOS PERSONAJES TELEVISIVOS  ¿POLÍTICAMENTE CORRECTAS O INCORRECTAS? POR ANTONIO MOLINA

 

    Antonio Molina Mannager Televisivo 

 

 

 

 

 

 Las frases “políticamente correcto” o “políticamente incorrecto”  aunque se hayan utilizado siempre, ahora están más de moda que nunca.

¿Qué se entiende por “políticamente correcto” o “políticamente incorrecto”?

Por “políticamente correcto” se entiende que son aquellas manifestaciones que aún no siendo verdad, o rebuscando mucho el prisma óptico, se da un enfoque de las cosas para uno quedar bien, ser elegante y no tirar por tierra a compañeros o allegados, a sabiendas que eso no se ajusta realmente a la realidad.

Esto se da mucho en políticos, deportistas, cantantes, personajes televisivos, etc etc.

Pongamos un ejemplo;  Un partido de fútbol de primera división, tras finalizar sale a la rueda de prensa el entrenador del equipo que ha perdido. Todo el mundo ha visto que ha sido un partido nefasto, que han dado pena y en lugar de decir por ejemplo:

 “Hemos jugado fatal, han pasado 90 minutos y no nos hemos enterado de la película, había jugadores que no estaban en el partido,  a alguno le iría mejor menos fiesta y más ponerse las pilas. Además que la plantilla que tengo este año es extremadamente floja y no está capacitada para jugar en primera división. Que la afición sea consciente que esto es lo que toca este año”

Esto, que sería la verdad y que todo el mundo ha visto, quedaría maquillado tras lo siguiente:

“ Bueno, el equipo ha dado la cara, la verdad es que la suerte nos ha dado la espalda, también hemos sido perjudicados por algún que otro error arbitral pero nada, esto ya pasó, hay que seguir trabajando y confío plenamente en esta plantilla y resultados como éste son atípicos en nosotros”

¿Hablamos del mismo partido?... Diría que sí, pero ya vemos como el enfoque es totalmente diferente.

¿Realmente se engaña al público cuando se hacen manifestaciones públicas?.

Esto ha sido un ejemplo en el mundo del deporte, concretamente del fútbol, pero… si nos adentramos en el mundo de la política esto se agudiza cada vez más.

Ahí el corporativismo y la camaradería está por encima de todo.

¿Es el mundo de la comunicación un engaño permanente?

Pese a sabiendas que cuando se entrevista a alguien, va a decir lo que le interesa y no la verdad, el mundo de la información sigue en auge.

Los periodistas no cesan en el afán de sacar exclusivas de manifestaciones de cualquier persona mediática, pero si está tan “adulterada” o tan decapada  ¿para que sirve?.

Quizás sirva para dar más juego porque como no es lo cierto, en un número importante de ocasiones aflora la realidad a posteriori y eso da pie a nuevas entrevistas donde se saca lo anterior y el interesado vuelve a manifestar lo que en ese momento le interesa y a enfocar la realidad con ese prisma óptico tan particular que sólo los personajes curtidos en mil batallas mediáticas saben hacer.

Son muy significativas las manifestaciones de los presidentes de equipos de fútbol tras encadenar su equipo una serie de malos resultados y estar ya en la cuerda floja, cuando se le pregunta por la continuidad del entrenador… “ Hoy por hoy la junta directiva no se plantea la destitución del técnico. El entrenador goza de la total confianza por parte de esta junta directiva que un servidor preside y confía plenamente que en breves jornadas estaremos en el lugar que nos toca con el técnico a la cabeza del proyecto”

Cuando un presidente dice esto, es la antesala de una destitución.

Pero…así  es “políticamente correcto” y ante todo elegante de formas.

Recuerdo hace unos 6 ó 7 años cuando un presentador de reconocido prestigio, de muchos años en la radio y ahora en la tv, entrevistó a un personaje del mundo del cotilleo o corazón, un personaje conocido por su vida azarosa y sus formas un tanto peculiares.

Pues bien, el presentador-periodista le hizo una pregunta al personaje, y éste le respondió:

 “Mira, de verdad que los periodistas y presentadores sois patéticos. Os habéis pegado un montón de años estudiando para sacaros una carrera y una titulación. Ahora llegas tú y me pagas… y no poca pasta, para que te dé una entrevista en la que tú me preguntas y yo te voy a contestar lo que me salga de las narices”

El periodista y presentador, tras quedarse unos segundos pensativo manifestó mirando a la cámara:

“… Y lo curioso es que encima tiene razón.”

 
   

Primacía no se hace responsable de los contenidos ni comparte necesariamente la opinión de sus colaboradores

Share Button