RAQUEL BOLLO; ¿VÍCTIMA O MAQUINADORA? POR ANTONIO MOLINA

RAQUEL BOLLO; ¿VÍCTIMA O MAQUINADORA? POR ANTONIO MOLINA

De todos los colaboradores televisivos, quizás la más peculiar sea Raquel Bollo.

Antonio Molina Mannager Televisivo

   

Mujer de físico resultón y muy conservado para la edad que tiene, ha sabido rentabilizar su ya antigua relación con Antonio Cortés “Chiquetete” y sobre todo hacer constante mención a un tema tan delicado y escabroso como son los malos tratos o la supuesta violencia de género.

Raquel, en estos momentos se halla en el ojo del huracán y no ha sido más que por su mala cabeza.Si bien se ganó toda la admiración y apoyo de sus compañerosde programa cuando ganó el reality “acorralados”, ahora se le  ha girado la tortilla.

 En el reality demostró tener firmeza, supo jugar muy bien sus  cartas y se la pudo catalogar de mujer coraje al superar siempre   todas las pruebas físicas hasta las más duras.

 Después de esos momentos, nadie podía imaginar cómo se iba  a ver sola ante el peligro y como todos sus compañeros tienen una impresión bastante deplorable de ella.Las constantes referencias a su pasado conyugal con “chiquetete” y a los escabrosos momentos vividos con él la han llevado a ser cansina, a dejar ver de forma muy clara su faceta manipuladora y a manifestar casi de forma automática una expresión coloquial como es “otra vez más de lo mismo?”.

Hemos de reseñar, que Raquel es una persona con un nivel cultural bastante bajo, aunque es lo suficiente lista para disimularlo y cubrirlo de otras formas.

Cuando ha tenido el viento de cara, se ha mostrado prepotente, arrogante, altanera y chulesca, por el contrario cuando el viento no le vino a favor, ha sabido soltar las lágrimas de cocodrilo que si bien al principio enternecían al personal, ahora ya suena a música que desencanta serpientes.Para colmo y remate de lo mal que lo está haciendo, en    uno de los últimos programas de Viernes noche, salió su   madre…¿a voluntad propia?, parece ser que no…parece    ser que a petición de Raquel…demostrando así que no le   ha importado lanzar a su propia madre contra los leones  a modo de apoyo emocional y testimonial. Así mismo, también salió hace poco en una revista de tirada nacional haciendo alarde de buena madre, con fotografías con sus hijos, cosa que tampoco ha gustado al clamor popular.Esto debe servir de ejemplo, para todos los colaboradores o personas que trabajan de forma más o menos permanente en estos programas y que no son periodistas o profesionales de la información.

Estar ahí por otros méritos que no son meramente los profesionales, conlleva que en uno u otro momento todo se vuelva contra uno y máxime si uno es tan ambicioso que no sabe dónde está el límite de lo lícito moralmente y lo no lícito.

 
   
Share Button